Agenda

Agenda de trabajo de la Alianza Progresista
Alianza Progresista para la libertad, la justicia y la solidaridad

 

I.  Una primera revisión

Hace casi cuatro años, partidos progresistas, socialdemócratas y socialistas, así como organizaciones de todo el mundo se reunieron para fundar una nueva red global, la Alianza Progresista. Hemos acometido los temas más urgentes de una política progresista: la paz, la democracia, los derechos humanos, la justicia social, trabajo digno, la igualdad de género y la sostenibilidad, y los hemos discutido intensamente. Y además de nuestro trabajo programático hemos logrado en estos pocos años establecer un amplio intercambio de ideas sobre la gestión de las campañas electorales y la organización moderna de los partidos. Otro objetivo de gran importancia es promover la solidaridad con nuestros camaradas en todo el mundo que luchan por nuestros valores de libertad, justicia y solidaridad, a menudo arriesgando su propia vida y sufriendo grandes dificultades personales.

Mientras tanto, nuestra red ya incluye más de 130 partidos y organizaciones. También nos hemos brindado mutuo apoyo a la hora de establecer organizaciones regionales, y seguimos comprometidos con el intercambio a nivel regional. Ya estamos cooperando estrechamente con varias redes de partidos regionales, como el Partido de los Socialistas Europeos (PSE), el Grupo de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo, la Red de la Socialdemocracia en Asia (SocDem Asia), la Alianza Progresista de África Central (CAPA) y el Foro Socialdemócrata Árabe (ASDF). También mantenemos relaciones intensas y estratégicas con la Unión Internacional de Juventudes Socialistas (IUSY). En estos últimos años también estuvimos presentes in situ en todas las regiones del mundo y logramos ampliar y fortalecer nuestra red. Desde el principio, la Alianza Progresista acogió con gran satisfacción la cooperación sumamente necesaria de sindicatos y organizaciones de la sociedad civil progresistas, por ejemplo, en el ámbito de la igualdad de género y los derechos de la comunidad LGBTI, así como con grupos de reflexión.

Finalmente, y en eso se trata de una característica importante de la Alianza Progresista, nuestra red global está basada en el compromiso de partidos individuales que proponen iniciativas y proyectos para implementarlos conjuntamente con la Alianza Progresista. La fortaleza de la Alianza Progresista obedece en buena parte precisamente a este compromiso y la identificación con la Alianza por parte de sus miembros.

 

II.  Nuestra motivación y nuestro cometido

La fundación de la Alianza Progresista el 22 de mayo de 2013 marcó el fin de muchos años de discusión sobre una forma de cooperación internacional abierta, democrática y moderna entre partidos progresistas, socialdemócratas, socialistas y laboristas, y al mismo tiempo fue el inicio de esta nueva forma de cooperación. La Alianza Progresista logró establecer nuevas pautas para la cooperación y el trabajo en red, no solamente entre partidos políticos, sino también con organizaciones y movimientos progresistas.

Es precisamente esa cooperación internacional que ahora es más importante que nunca. Estamos experimentando un aumento sin precedentes de desafíos políticos y sociales cuyos efectos están adquiriendo cada vez más una dimensión internacional. La crisis económica y financiera va acompañada de una amplia crisis ecológica y desigualdades estructurales graves. Notamos en muchos países del mundo una intensificación de la crisis de la democracia. En muchos lugares, el retorno de la guerra y el nacionalismo como instrumento político socava cualquier voluntad de cooperar a nivel internacional.

Por ello, el objetivo de partidos y organizaciones progresistas, socialdemócratas y socialistas debe ser la formulación de respuestas realistas, pero también visionarias, para poder solucionar los grandes retos de nuestra época. Esto exige implementar proyectos políticos piloto aquí y ahora, y seguir desarrollando al mismo tiempo las estrategias y conceptos a largo plazo que aunque contengan ciertos atributos utópicos muestren que es posible crear una sociedad diferente, mejor y más justa si se combinan medidas políticas actuales y cotidianas con visiones a largo plazo. Porque es posible crear un mundo diferente.

 

III. El enfoque de nuestra labor

Ante esta situación la Alianza Progresista ha esbozado los próximos puntos clave de su labor que se están poniendo en práctica mediante nuestras campañas y diferentes formatos de acontecimientos.

 

  • Trabajo digno en todo el mundo: En octubre de 2013 la Alianza Progresista comenzó una campaña de tres años con el título «Trabajo digno en todo el mundo» que contó con el apoyo de todos su miembros y numerosos acontecimientos en todos los continentes. El objetivo principal de estos acontecimientos fueron el intercambio de ideas y conceptos a nivel regional sobre los diferentes aspectos relacionados con el trabajo digno. La promoción de trabajo digno en todo el mundo no es únicamente una tarea primordial de partidos progresistas, socialdemócratas y socialistas, sino también un punto de partida fundamental para reducir la desigualdad. La mayoría de la fuerza laboral en el mundo, incluida la población en los países en desarrollo, tiene alguna forma de empleo. Pero la mayor parte de los puestos de trabajo se encuentran en el sector informal donde la productividad es baja, las condiciones de trabajo son deficientes, los sueldos injustos y la protección social no existe. En muchos países, el trabajo infantil, el trabajo forzado, la discriminación de la mujer, la persecución de miembros de los sindicatos y el incumplimiento de las leyes de protección laboral son características consustanciales del mundo del trabajo. Hemos discutido ampliamente sobre enfoques progresistas y ejemplos que muestran cómo se pueden avanzar la igualdad de género, la protección social y el crecimiento inclusivo y cómo reducir la desigualdad social entre diferentes países y partes de la sociedad. Otro aspecto importante de la campaña fue el análisis de las dinámicas de la migración global. La Alianza Progresista ha elaborado y publicado documentos expositivos detallados sobre todos los aspectos relacionados con la temática del «trabajo digno».

 

  • Agenda para la paz y la justicia: En octubre de 2016 la Alianza Progresista lanzó una campaña «Por una nueva agenda para la paz y la justicia». En muchos países en todo el mundo, las crisis políticas y el estado de emergencia se han convertido en el statu quo. Las sociedades se enfrentan a una cada vez mayor propagación del terrorismo y el extremismo, así como a un aumento de conflictos armados. Prevenir guerras y crear los fundamentos sociales para poder establecer la paz deben ser los objetivos de políticas progresistas. Esta tarea exige acciones inmediatas y determinadas en la arena internacional, aplicando siempre los principios de solidaridad internacional, además del diálogo y la cooperación constantes. La referencia para la política internacional siempre debe ser la «fortaleza de la ley» y no la «ley del más fuerte».

Para implementar este concepto nos comprometimos con los siguientes objetivos:

  1. Reformar y brindar apoyo a las Naciones Unidas para renovar su autoridad y eficiencia,
  2. Afirmar nuestros valores democráticos, también en contra de tendencias autoritarias tanto dentro como fuera de nuestras sociedades,
  3. Fortalecer los derechos humanos universales e indivisibles,
  4. Entender la paz no simplemente como la ausencia de guerra y trabajar para eliminar condiciones estructurales que a menudo permiten conflictos y guerra, como lo son precisamente la pobreza, la desigualdad y el deterioro del medio ambiente.

Como parte de su campaña «Por una nueva agenda para la paz y la justicia» la Alianza Progresista promueve y alienta el intercambio sobre estos temas en acontecimientos en todas las regiones del mundo y en cooperación con nuestros socios principales en los sindicatos, la sociedad civil y los grupos de reflexión.

 

  • Seminarios sobre campañas electorales: Un factor central para el intercambio entre fuerzas progresistas es la continua elaboración de programas progresistas y socialdemócratas. Nuestra ambición no es solamente tomar el liderazgo en gobiernos nacionales sino comprobar que nuestros conceptos son sostenibles y viables a nivel global. Sin embargo, incluso el programa más progresista no tiene ninguna posibilidad de implementación si nuestros partidos no ganan elecciones y así tienen la posibilidad de asumir responsabilidades políticas. Por eso, además de los contenidos temáticos, la discusión sobre técnicas y estrategias en el contexto de las campañas electorales, igual que cuestiones de organización de los partidos son el segundo eje de las actividades de la Alianza Progresista. Hasta el momento, el enfoque de nuestros seminarios sobre las campañas electorales fue un intercambio práctico sobre estrategias y conceptos exitosos, como, por ejemplo, campañas de puerta a puerta, aspectos específicos de género en las campañas electorales y estrategias de una campaña online. Más información y reflexiones sobre este tema se encuentran en la página web de la Alianza Progresista bajo el título «Campañas electorales progresistas».

 

  • Trabajo de solidaridad internacional: Desde el inicio del movimiento obrero la solidaridad más allá de las fronteras nacionales fue una de las características que lo destacó de otros movimientos políticos. Para nosotros, el concepto de «solidaridad» significa compartir un sentido de comunidad y de ayuda mutua. La solidaridad es la espada de los que aparentemente carecen de poder. Y mediante la solidaridad se crea la capacidad para implementar cambios. Así lo muestra la experiencia del movimiento obrero. Por lo tanto, uno de los objetivos principales de todos los miembros de la Alianza Progresista es ayudar a camaradas en todo el mundo que sufran opresión y persecución política y necesiten apoyo internacional en su lucha para defender nuestros valores comunes.

 

IV. El camino hacia el futuro

La Alianza Progresista desea fortalecer y ampliar el diálogo transfronterizo, la cooperación y la solidaridad internacional. Para implementar nuestras aspiraciones políticas y los valores de la democracia, la justicia, la solidaridad y la igualdad de género también dentro de nuestra propia red, tenemos que promover los principios de acción y las estructuras básicas de la Alianza Progresista.

Con este propósito queremos mejorar y fortalecer la Alianza Progresista en los siguientes puntos:

  • La Alianza Progresista debe tener una estructura sencilla y estará compuesta en el futuro por el Comité de Coordinación, el Coordinador y la Dirección. En su conjunto, la Alianza Progresista procura alcanzar un máximo nivel de transparencia y participación. Sin embargo, es preciso ajustar algunos aspectos para alcanzar esta meta. Necesitamos, por ejemplo, un monitoreo más transparente de las finanza y principios claros que regulen qué partidos pueden contribuir activamente a la Alianza Progresista.
  • Con la nueva campaña «Por una nueva agenda para la paz y la justicia» hemos creado un marco para nuestra cooperación programática. Implementamos este intercambio de ideas y conocimientos en todas las regiones del mundo y como en la campaña anterior «Trabajo digno en todo el mundo» incluimos a sindicatos, actores progresistas de la sociedad civil y grupos de reflexión.
  • Para convertir nuestra agenda progresista en una realidad política tenemos que ganar elecciones. Por eso seguiremos discutiendo nuestros programas e impulsando el intercambio de experiencias de campañas progresistas y la implementación de estructuras modernas y participativas en nuestros partidos.
  • Continuaremos brindando nuestro apoyo activo y solidaridad con todos aquellos que estén amenazados por opresión o persecución. La historia nos enseñó que nuestra fortaleza como fuerzas progresistas, socialdemócratas y socialistas está basada en la solidaridad internacional.
  • En la Alianza Progresista queremos fortalecer la voz de las fuerzas progresistas para darle un mayor peso en la escena política y pública a nivel global. Solamente actuando juntos podremos influir en las políticas globales y lograr cambios progresistas. Con este propósito tenemos que participar en los debates pertinentes y aumentar nuestra visibilidad y posiciones comunes en diferentes áreas políticas.
  • Si queremos jugar un papel central en el mundo como una alianza internacional de partidos progresistas, socialdemócratas y socialistas debemos aumentar el protagonismo de la Alianza Progresista. Para ello intensificaremos nuestra presencia mediática, sobre todo en los medios sociales y de comunicación electrónica internacional.
  • Como partidos progresistas, socialdemócratas y socialistas nos consideramos parte de un movimiento social y cultural. Y gracias a esta interacción recibimos muchos impulsos importantes para nuestra agenda política. Por eso ofrecemos un premio anual de € 5 000 para proyectos e iniciativas de partidos y organizaciones progresistas que realizaron campañas innovadoras y ejemplares destinadas a promover la paz y la justicia en el mundo. El ganador es determinado por Dirección.
  • Una de las concepciones básicas de nuestro movimiento es que sin una buena educación no puede haber un futuro próspero. Por ello, entre los objetivos clave de nuestra labor figura brindar oportunidades de educación y formación a grupos desfavorecidos, entendiendo que la educación es la base para configurar la política, la economía y la sociedad, así como la vida personal de cada uno de nosotros. En este marco queremos establecer una Academia de Activistas de la Alianza Progresista que cada año ofrezca cursos de instrucción y formación a jóvenes activistas políticos en todos los aspectos relevantes para la organización moderna de partidos y el trabajo de comunicación. Partidos y organizaciones que pertenecen a la Alianza Progresista pueden proponer candidatos para estos cursos y jugar un papel activo en estas actividades de formación.
  • La juventud es el futuro, pero también es el presente. Es imprescindible adoptar un paradigma en el que los jóvenes no solamente sean aceptados como sujetos con derechos legales, sino que se conviertan en importantes agentes de un cambio social. En este contexto, la Alianza Progresista quiere fortalecer y ampliar su cooperación con la Unión Internacional de Juventudes Socialistas (UIJS).
  • No cesaremos de promover la igualdad de género hasta que la misma sea una realidad natural. Consideramos que el tema de género debería incorporarse a todos los ámbitos políticos e incluirse en nuestras discusiones. Al mismo tiempo debatiremos el tema de la igualdad de género intensa y regularmente dentro del marco de la Alianza Progresista formando un grupo de trabajo de género de la AP. Haremos un seguimiento del Plan de Acción de Género de la Alianza Progresista. Como Alianza Progresista daremos un ejemplo positivo asegurando que las mujeres jueguen un papel central y de liderazgo dentro de nuestra red.
  • Trataremos los tres temas clave (discusiones programáticas, trabajo de solidaridad e intercambio de experiencias de campañas electorales) con una gran variedad de formatos que abarcan conferencias, el intercambio de ideas en el Comité de Coordinación y misiones sobre el terreno, para nombrar solamente algunos de ellos. En el futuro, pondremos un énfasis especial en métodos de trabajo modernos e innovadores. Aún estamos buscando otras sugerencias más en cuanto a formatos y métodos que sirvan para mejorar la estructura de nuestras actividades de intercambio de experiencia e información.

 

V. Nuestra misión

La mayoría de la gente quiere vivir en un mundo de paz y justicia. Nuestras actividades políticas están encaminadas precisamente a contribuir a esta meta.

Nosotros, las fuerzas progresista, socialdemócratas y socialistas, podemos determinar si el siglo XXI será un siglo de violencia y luchas feroces por los recursos o si será un siglo de progreso social, democrático, económico y ecológico.

El destino del siglo XXI dependerá en gran medida de nuestra fortaleza y los esfuerzos de las fuerzas progresista en todo el mundo. Tenemos que luchar para que el siglo XXI sea un siglo de justicia social y de democracia.

Descargar

Agenda de trabajo: Alianza Progresista para la libertad, la justicia y la solidaridad